jueves, 14 de marzo de 2013

La Dama y el Dragón



Título: La Dama y el Dragón
Género: Fantasía Épica
Editorial: Destino
Colección: La Isla del Tiempo
Páginas: 350
Capítulos: 16
Fecha de publicación: 10/04/2012
Ilustración: Sonia Verdú
A partir de 12 años. 

Sinopsis: El día que Erika Williamson conoció a Hayden Knight ambos eran todavía unos niños, pero ella sintió algo tan fuerte que salió huyendo. Y en esa huida conoció a un dragón. A Erika siempre le habían contado que los dragones eran seres temibles a los que se debía aniquilar. Sin embargo, su encuentro con esa criatura resquebrará su creencia y la convertirá en la Dama del Dragón, una misteriosa joven abanderada de la justicia a cuya cabeza han puesto precio en el reino. Cuando, años después, la prometen a Hayden, Erika deberá tomar la decisión más difícil de su vida: abandonar su identidad secreta o perder para siempre a su amor.


Escrita en el año 2010.

Aquí tenéis la página web con toda la información:



Lo que dicen otras autoras

Y aquí algo muy especial... ¡Lo que dicen los Launáticos!
En el foro de Laura Gallego




LA HISTORIA DE ESTA HISTORIA


Bueno, os voy a hablar de esta novela pero de un modo menos... oficial.


Todo comenzó en un viaje que hice a Irlanda allá por el 14 de enero del 2010. Fue tan solo un fin de semana, pero resultó ser suficiente para que yo empezara a gestar la historia de Erika, la protagonista.
Yo llevaba ya un mes preocupada porque no se me ocurría ninguna historia que de verdad acabase de complacerme. Tenía una en mente pero... no me convencía demasiado. Y entonces fui a Irlanda.
Por aquel entonces yo estaba leyéndome un libro llamado El Templo de Istar (Weick; Hickman) y en el lomo de este libro, había dibujado un precioso dragón rojo, lo que ya me dio qué pensar. Si a esto le sumamos los preciosos paisajes de Irlanda, la idea ya empieza a verse más clara. Un reino de estilo medieval con dragones.
Después mi familia y yo hicimos una visita a un castillo del S. XVI, más o menos, que de acuerdo, no es medieval, pero puede ayudar a imaginar la vida de aquella época. Y mientras paseábamos por el interior de aquel castillo de piedra, yo empecé a imaginarme a una joven al otro lado de la ventana. Una joven que congeniaba bien con dragones. Una joven de cabello oscuro y ojos azules.
Erika.
La vi con tanta claridad... Supe que esa chica merecía una historia, y nada más llegué a casa me puse a trabajar en ello. Hice apuntes, fichas sobre los personajes, estructuré cómo se desarrollaría la trama, etc. Y exactamente, el 12 de febrero de ese mismo año, empecé a escribir la primera página de La Dama y el Dragón.
Una curiosidad es que durante todo el proceso de escritura, estuve escuchando la misma canción. Una y otra vez. (Lo sé, es un poco exagerado). La canción es de la cantante irlandesa, Enya, y se llama Only Time.
Recuerdo que no le dije nada a nadie sobre lo que estaba haciendo. Mis padres sabían que escribía, pero no se imaginaban que estaba trabajando en una novela, porque hasta entonces yo acostumbraba a escribir muchos relatos.

Los personajes:
Algunas personas me han preguntado a cerca de los nombres de los protagonistas.
Para el nombre Erika, no hay un motivo especial. Me parece muy bonito, me gusta como suena, y creo que va con el personaje. Y Williamson es, sencillamente, un apellido que saqué de la nada por la simple cuestión de que necesitaba un apellido.
Pero la historia de Hayden Knight ya es más complicada. ¿Por qué Hayden? Para esto hay una respuesta: Los nombres de los personajes masculinos siempre me cuestan tres veces más que los de las chicas. Así que lo que hice en este caso fue buscar el nombre de algún famoso por el que alguna vez me hubiera sentido interesada. O al menos, algún personaje y después buscar el nombre del actor que lo interpreta.
Hayden Christensen fue el ''afortunado''. Él interpreta a Anakin Skywalker en Star Wars, y ese personaje ME ENCANTA. Desde la primera vez que lo vi, así que dije, Hayden es el nombre del actor... ¿por qué no usarlo? Y ahí está. Y el apellido Knight... Bueno, la verdad es que es un apellido que me gusta, tanto por como suena, como por lo que significa (caballero).
Ahora vamos con el nombre de la dragona, Shain. Tal vez os parezca cutre, pero el nombre viene de la palabra inglesa ''shine'' que significa brillo. Y como en mi novela, los dragones y las estrellas tienen una fuerte relación, me dije ''las estrellas brillan; brillar en inglés es (to) shine, que se pronuncia shain... pues ya está''. Y así vino. Y para Shainor pues ya sabéis cómo fue la cosa, porque es algo que sucede en el libro.
Acabé de escribirla en junio, pero estuve todo el verano releyéndola e intentando hacer que todo cuadrara, que no hubiera incongruencias y cosas así.

Primeras correcciones 
La verdad es que, como se trataba de mi primera novela y no esperaba que la viera nadie más que yo y, quizá mi familia, el primer intento no fue muy brillante. Hice decenas de correcciones, imprimiendo cada hoja de la novela y encuadernándola para poder corregirla a lápiz. (Claro, esto sucedió allá por septiembre, cuando mi padre me propuso intentar publicarla, ya que se la había leído y le había sorprendido gratamente).
Entonces me esforcé muchísimo en mejorarla.

Después llegó todo el proceso: la enviamos a un par de editoriales (no muchas, la verdad) y la respuesta no llegaba, pero yo no me agobié ni nada por el estilo, porque en aquella época mi ilusión era ver esa historia en papel, no convertirme en escritora.
Así que decidí hacer una autoedición que fuera pequeñita (para mí, la familia y algunos conocidos). Ocurrieron varias cosas que hicieron que la novela tuviera cierto éxito en la isla hasta el punto de llamar la atención de la autora Maria de la Pau Janer, una escritora mallorquina galardonada con el Premio Planeta. Eso hizo que muchos medios locales se centrasen en mi y en una presentación que hice y que tuvo mucha repercusión. Tanta, que Planeta llegó a interesarse por mí.
Firmé el contrato y empezó todo el proceso de edición del cual yo no tenía ni idea.
Debo decir que tenía un poco de... miedo en lo referente a la portada. No sabía si acertarían o qué. Pensé que tal vez me desilusionaría ver cómo ellos enfocaban los personajes que yo misma había creado, PERO NO.
Lo hicieron tan bien que llegué a preguntarme si era posible que la ilustradora (Sonia Verdú) se hubiera metido en mi mente. Es que es tal y como me lo imaginaba. Estoy tan complacida con la edición que no sé ni cómo agradecerlo.

Portada casera de La Dama y el Dragón

La primera vez que imprimí esta novela (que no se llamaba así, sino La Dama delDragón) también le hice una portada así un poco chapucera, pero bueno, me gustaba verlo de ese modo. Y aquí está.

Y os preguntaréis por qué hice ese sutil cambio de título. La Dama del Dragón es como la protagonista es conocida en el reino, pero la verdad es que, de ese modo, solo le doy importancia a ella, a Erika. Pero si digo EL DRAGÓN, Shainor también cobra importancia. No sé si me explico.

En cualquier caso fue una experiencia maravillosa y ahora es como un sueño ver que es una realidad solida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.